Consejos para no confundir la tristeza con la depresión
El sentimiento de tristeza y la depresión son diferentes aunque ambos conceptos también se relacionen entre sí. Por ejemplo, una persona que sufre depresión experimenta una tristeza notable. Sin embargo, la tristeza no paraliza la vida de quien la sufre y en cambio, la depresión sí altera la rutina cotidiana de la persona como causa de la angustia que experimenta. Una persona que sufre depresión experimenta un gran malestar emocional a primera hora de la mañana, tiene que hacer un esfuerzo notable para levantarse de la cama y cumplir con sus asuntos cotidianos.

La vida vivida como una lucha

Cada pequeño paso se convierte en toda una odisea por lo que la persona llega al final de la jornada agotada de tanta lucha. Las personas que experimentan depresión sienten que realmente no pueden o tienen grandes dificultades para cumplir con propósitos que antes realizaban con naturalidad y se sienten incomprendidas cuando los amigos y familiares les dan consejos del tipo “tienes que esforzarte más” o “tienes que ser fuerte”. La depresión debilita la voluntad de la persona.

Consejos para no confundir la tristeza con la depresión

Sentirte bajo de ánimo

La tristeza suele tener una causa concreta que la persona identifica con naturalidad. La tristeza se reduce cuando la persona hace algo para afrontar su situación. En cambio, en ocasiones, la depresión no tiene una causa concreta y definida. Además, al tratarse de una enfermedad el paciente también puede necesitar tomar una medicación específica a modo de tratamiento (siempre bajo recomendación médica de un especialista).

Cuando una persona experimenta tristeza y depresión, en ambos casos, se siente baja de ánimo y de energía. Sin embargo, en el caso de la depresión, esta sensación de vacío existencial es más latente. La tristeza, por el contrario, a modo de introspección puede potenciar a reflexionar sobre uno mismo. Ante cualquier duda sobre un malestar emocional que se convierte en un peso de la rutina cotidiana, es positivo consultar el tema con el especialista porque cuanto antes se afronta la situación, antes se resuelve.