Consejos para que la terapia psicológica sea productiva
Ir al psicólogo no siempre es sinónimo de obtener un gran crecimiento interior en esta aventura de introspección. Para que una terapia psicológica sea más productiva, la actitud del paciente es muy importante.

Y es aquí donde en muchas ocasiones surge el freno por parte de quienes se dicen mensajes del tipo: “No quiero contar mi vida a alguien que no me conoce de nada” o “yo solo hablo de ciertos temas con mis amigos”. Una terapia psicológica no responde a la esencia de la amistad. Es un proceso profesional especializado. ¿Cómo hacer que esta experiencia tan vital en muchas circunstancias de dolor sea más productiva?

Cuándo solicitar hora

Te animo a que, en el momento de solicitar la hora de tu próxima sesión, indiques al especialista si prefieres en horario de mañana o de tarde. No solo por una cuestión de agenda sino también, de estado de ánimo. Algunas personas se sienten más bajas de energía en las primeras horas de la mañana. En ese caso, la tarde es el mejor escenario para incrementar la concentración en la terapia.

Consejos para que la terapia psicológica sea productiva

Comparte la experiencia con quien tú quieras

Te animo a compartir con las personas que tú quieras que estás haciendo un proceso psicológico. Sin embargo, tan importante como que hables de ello con quien tú elijas es que encuentres el momento en el que te apetezca compartirlo. Por ejemplo, puede que pasen tres meses de consulta hasta que realmente, quieras dar el paso.

Igualmente, si no te apetece hablar de ello con nadie, practica tu libertad. Como sugerencia, creo que sí te ayudará compartir esta parte de tu vida con una persona. Igualmente, te recomiendo prudencia porque así como es positivo saber con quién compartir este dato, es igualmente esencial saber con quién no.

Puntualidad en las citas

Te sugiero llegar con cinco minutos de anticipación a las sesiones. De este modo, te predispones con calma y tranquilidad para un momento emocional en el que es muy positivo que estés realmente centrado en ti. Y las prisas de última hora producen el efecto contrario al deseado. Igualmente, al salir de la consulta, disfruta de un paseo relajante por una zona verde de la ciudad. Es un buen complemento para pensar y reflexionar en todo lo expresado en la consulta.

Pon en práctica las pautas e indicaciones que te dé el profesional que te trata. Ten confianza. Como experto, te ayudará a potenciar tus fortalezas para que tu calidad de vida mejore en situaciones que ahora mismo son un foco de conflicto. Contempla siempre este proceso no únicamente como un hecho causal, es decir, motivado por una problemática en concreto. Sino como una experiencia que tiene una finalidad terapéutica. Y es aquí donde reside la perspectiva del bienestar.

Consejos para que la terapia psicológica sea productiva

Cuaderno de notas

Te sugiero que tengas un cuaderno de notas para apuntar ideas, pensamientos, reflexiones y todo aquello que te guste expresar sobre el papel. Algunos momentos son especialmente buenos para canalizar vivencias del alma. Por ejemplo, la semana que has acudido a una nueva sesión, te sentirás especialmente receptivo hacia esta forma de expresión.

Durante un proceso psicológico, te sugiero que pases menos tiempo frente a la televisión, el ordenador y el teléfono móvil. Y más tiempo en contacto con la naturaleza, en compañía de amigos y viviendo planes culturales.