Consejos para ser feliz en cualquier circunstancia
La felicidad parece ese tesoro que en ocasiones se escapa de las manos casi sin que lo hayamos disfrutado ni saboreado de verdad. La felicidad no se queda para siempre, tal vez, porque nosotros no estamos dispuestos a recibirla en medio de esa exigencia interior de este sentimiento. Pero existen testimonios de personas que muestran que es posible tener una ilusión y una alegría profunda ante la vida incluso, en situaciones adversas. Por ejemplo, existen personas que afrontan con optimismo una enfermedad y parejas que han descubierto, que la crisis económica también puede ser un impulso para fortalecer el amor. ¿Cómo ser feliz en cualquier circunstancia?

En primer lugar, queriendo serlo. En el contexto de las relaciones interpersonales, recuerda que no hay ninguna persona que pueda hacerte sentir mal si tú no se lo permites. Es decir, eres tú quien manda en tu mundo interior, por tanto, cultiva el optimismo, apuesta por el amor propio y aprende a ver el vaso medio lleno porque en la vida siempre hay cosas buenas y placeres que merecen de verdad la pena.

No gastes ni un segundo de tu tiempo en proyectar tu vida futura desde la imagen presente porque aunque ahora te cueste creerlo, muchas de las grandes experiencias que vas a tener en tu vida, todavía no han sucedido. Tendrás que esperar para poder celebrar grandes éxitos en el plano laboral y en el profesional. Destierra el mito de “cualquier tiempo pasado fue mejor”, y también, el de “lo mejor está por venir” para entender que ahora mismo, puedes sentirte mejor si conectas con este instante y te olvidas de todo lo demás.

En los momentos en que estés fuerte y feliz, entonces, piensa en los demás y ayuda todo lo que puedas. Sin embargo, cuando estés débil céntrate en ti y olvídate del resto del mundo.