Consejos para ser una persona más alegre
La alegría no siempre surge desde el exterior sino que hay que cultivarla a nivel interno. Por ello, existen personas que logran encontrar el equilibrio, es decir, tienen la capacidad de mostrar ilusión, incluso, en los malos momentos. ¿Cómo puedes llegar a estar más alegre en tu rutina diaria?

En primer lugar, rompiendo dicha rutina. No te quedes estancando en la monotonía, haz cosas diferentes, intenta conocer gente interesante, viaja más. No hace falta gastar mucho dinero, es suficiente con realizar excursiones a los pueblos del entorno para cambiar de aires, conectar con la tranquilidad de un pueblo e ir más allá de los propios límites.

Por otra parte, para cultivar la alegría también es positivo realizar planes concretos: ir al cine para disfrutar de una comedia, seguir periódicos que se centran en la descripción de buenas noticias, estar integrado en el entorno social, formar parte de la vida diaria de tu ciudad… El sentido de pertenencia a un grupo te aporta bienestar y seguridad.

Además, tu alegría también aumenta cuando descubres todo aquello que puedes aportar a los demás, en ese instante, tomas conciencia de que eres una persona valiosa de verdad que tiene un tesoro en su interior. Por tanto, alguien que es poseedor de un tesoro debe sentirse pleno y vital. Por otra parte, en vez de centrar tu atención en lo negativo de la vida: en las carencias, los deseos que nos has podido realizar, las personas que te hacen la vida menos agradable… Intenta dar las gracias por las personas que te quieren, los proyectos que has culminado con éxito y la satisfacción que hay en tu corazón por el pasado y por el camino recorrido. La alegría no se consigue a base de hechizos mágicos sino con mucho esfuerzo y con trabajo interno.