Consejos para tener motivación para finalizar una dieta
Son muchas las personas que inician dieta, sin embargo, se dan por vencidas al no ver resultados visibles a corto plazo. Para tener una motivación firme ante una dieta es necesario tener un concepto realista de este proceso: se tiene que perder peso de una forma progresiva, gradual y saludable. Por ello, siempre es lo más acertado hacer dieta con el asesoramiento de un profesional que te marque los pasos a seguir.

Por otra parte, es indispensable decir adiós a las dietas milagro porque ofrecen falsas esperanzas que juegan con las ilusiones de muchas personas y también, con su salud. Elige un buen momento para ti a nivel emocional para iniciar el proceso de hacer dieta. Está claro que tienes que tener fuerza de voluntad para no ceder ante la tentación de los dulces. Sin embargo, si ya estás en un momento difícil para ti, en el que tienes mucha sobrecarga de cosas, es mejor que no te pongas más obligaciones emocionales que cumplir. Ya llegará un mejor momento.

Por otra parte, vive el día a día. Hazte el propósito de seguir la dieta hoy. No pienses en el para siempre, sino en ir cumpliendo una meta en cada nueva jornada. Haz la cesta de la compra en base a las necesidades de tu dieta y evita tener en casa tentaciones innecesarias, ni siquiera para tener algo que ofrecer a los invitados. Mira por ti y por tu bienestar.

Piensa en todo lo que ganas al perder peso: bienestar, agilidad, calidad de vida, satisfacción… Haz partícipes de tus metas a tu entorno más cercano y prémiate por todo lo que estás alcanzando. Por otra parte, la dieta también debe ir acompañada de deporte y de ejercicio físico. También puedes marcarte el ritmo de disfrutar de un paseo diario a muy buen ritmo.