Consejos para tomar el control de una situación que te desborda
La Inteligencia Emocional tiene como objetivo fundamental, ayudar a las personas a vivir mejor, siendo conscientes de sus verdaderas capacidadades. Las técnicas de inteligencia emocional te empoderan, es decir, te hacen más fuerte y capaz de tener el control de las situaciones de tu vida en vez de ser una víctima indefensa en situaciones de miedo, angustia o tristeza: lo importante es que tú aprendas a ser el dueño de las situaciones controlando tus emociones y los sentimientos a través del pensamiento porque toda emoción es consecuencia directa de un diálogo interno.

Por ello, para tomar el control de las situaciones, tienes que dar un paso hacia delante, para afrontar ese tipo de situaciones que de una forma habitual evitas. Este es el único modo de entrenarte de verdad, y de empezar a marcar límites en situaciones que antes te superaban.

Para tomar el control de la situación intenta respirar profundamente, céntrate en tu respiración en primer lugar, para relajarte, pero también, para conectar con este instante. Los miedos desaparecen siempre que te centras en el ahora.

Compórtate como una persona adulta: cuando afloren los miedos y las inseguridades de la adolescencia recuerda que tú ya no eres la misma persona de entonces. Ahora eres más capaz y tienes más experiencia que entonces, más sabiduría vital.

Si te sientes desbordado por una situación recuerda que no tienes por qué llevar toda esa carga en soledad. Libérta de esa piedra pesada y comparte tu angustia con alguien de tu confianza, háblalo y deja que te ayuden. No estás solo aunque a veces, en medio de una situación que crees que puede contigo, te sientas así. Eres fuerte pero recuerda que tienes que descansar y cuidar de ti.