Consejos para vencer el temor social
Es posible que pienses que ese temor que sientes es parte de tu personalidad y que no puedes hacer nada para poder vencerlo y que sólo tienes que acostumbrarte a vivir así. ¡Nada más lejos de la realidad! No tienes por qué sufrir, es adecuado que centres tus energías en sentirte mejor y vivir cómo antes. Esa ansiedad que te entra ante el hecho de tener que enfrentarte a una situación social, el tener esa timidez tan extrema en situaciones sociales cotidianas sólo te hará mal y debe cambiar para que no te veas limitado en tu día a día.

Es normal sentirse nervioso ante un discurso o cuando se va a conocer a alguien nuevo, pero que estos hechos se conviertan en motivo de ansiedad y preocupación excesiva durante semanas antes de que vaya a ocurrir, estamos hablando de un temor social que hay que tener en cuenta. Veamos algunos consejos que puede que te sirvan para vencer el temor social

No te adelantes

Adelantar acontecimientos en tu mente simplemente resulta inútil y te entrará ansiedad. Si intentas controlar a toda costa esa situación que te causa temor sólo conseguirás obsesionarte y pensar tanto sólo conseguirá debilitarte y hacerte vulnerable ante la situación. Es mejor que sustituyas esos pensamientos que te atormentan por otros más positivos del tipo: “Lo voy a hacer bien y cómo yo vea mejor”.

Sé asertivo

Es buena idea que conozcas tus derechos porque de esta manera sentirás más seguridad sobre ti mismo ya que sabrás lo que es acertado y lo que no. Además practica para que cuando te relaciones con los demás tengas una voz y un tono facial – corporal sereno y seas capaz de expresar tus opiniones y aquello que te parece adecuado y aquello que no de forma asertiva.

Consejos para vencer el temor social

No te juzgues

No te machaques emocionalmente pensando en aquello que te equivocaste y emplea tus errores como una fuente de conocimiento, aprendizaje y superación personal.

Si te críticas constantemente te estarás debilitando porque sólo estarás enviándote mensajes negativos, de este modo sólo conseguirás bloquear tu capacidad de reacción en las situaciones o que optes por evitar todo aquello que te molesta en lugar de hacerle frente. Piensa frases del tipo: “La próxima vez lo haré lo mejor que pueda”.