Consigue tus metas olvidándote de las quimeras
Para poder avanzar en la vida es imprescindible trazarte metas e ir consiguiéndolas poco a poco, pero estas metas deben ser realistas, por lo que las quimeras deben quedar a un lado. Proponerse metas imposibles sólo hará que te frustres y te quedes estancado sin avanzar, por lo que no vale en absoluto la pena. Existen algunas técnicas que te ayudarán a trazarte metas desafiantes pero realistas, y por tanto ayudarte a conseguirlas. ¡Sigue leyendo!

Pensamientos en positivo

Tu mente debe estar enfocada hacia un pensamiento positivo que te anime a llegar a tus metas. La forma de pensar es imprescindible, por ejemplo, si te propones no tomar nunca más dulce, puede que llegues a obsesionarte y por lo tanto, a pasarlo realmente mal. Es mejor que en lugar de pensar en prohibirte el dulce, te propongas tomar postres más saludables.

Metas concretas

Tus metas deben ser concretas para que cuando la alcances sepas que ya la has alcanzado. Si es una meta que mueves te frustrarás pensando que nunca llegas. Son muchas las personas que cuando empiezan a acercarse a su meta la mueven más lejos. Pero es más sano llegar, alcanzar la meta y una vez que la has conseguido…proponerte otra diferente.

Consigue tus metas olvidándote de las quimeras

Importante para ti

Es importante que la meta sea importante para ti y no para tus padres, o para tus amigos, o para tu jefe… eres tú quien decide, eres tú quien luchará por ella, es por eso que debe ser importante para ti.

Debe ser una meta controlable

Por ejemplo si tu meta es cambiar el comportamiento de alguien, ya estás empezando mal. Recuerda que sólo podrás controlar lo que depende de ti, lo demás, no. Por ejemplo, si tienes una entrevista de trabajo, podrás controlar cómo acudir de preparada a la entrevista, pero conseguir o no el puesto solicitado ya no es cosa tuya, la ambición que sientas por ese puesto no es controlable.