Cómo construir el amor sano en la pareja
El amor sano es la meta de las parejas felices. Los enamorados que de verdad se quieren desde el respeto, afrontan los desafíos del vivir con una perspectiva constructiva. Uno de los principales valores éticos del amor es recordar que amar a una persona no significa instrumentalizarla puesto que el amor no es pertenencia. Una de las principales cualidades de las parejas que se aman sanamente es que luchan por sus metas de vida a nivel individual sin que la idea de estar en pareja sea un freno de la libertad bien entendida.

En tu relación de pareja, debes recordar cuáles son tus derechos y deberes libremente asumidos. Pero también, establecer pactos de amor que sean una plataforma de bien común. Este juego de equilibrios entre derechos y deberes debe recordarte que no solo tienes que respetar el espacio de tu pareja sino que también, debes defender tu propio ámbito personal.

Cómo amar en plenitud

Además, en el amor sano, el sexo es la expresión de este sentimiento del alma. Por tanto, la expresión física de este sentimiento va acompañada del valor emocional que genera una intimidad afectiva.

Cómo construir el amor sano en la pareja
Para construir un amor sano en la pareja, es importante que observes a tu compañero de vida como un cómplice que colabora contigo en objetivos de ilusión cotidianos. Y la comunicación es el mejor ingrediente para establecer este valor de equipo en el corazón. De lo contrario, si no expresas abiertamente a tu pareja qué quieres, cuáles son tus sueños y qué es importante para ti, no podrá conocerlos claramente.

Intenta moderar tu ego. No te compares con tu pareja, no prejuzgues sus opiniones, intenta cambiar estas costumbres habituales por la empatía y la escucha activa que propicia el encuentro personal desde la pureza del alma. ¿Qué ocurre cuando prejuzgas a tu pareja? Que te colocas en un rol de superioridad, y esto es precisamente, una manifestación del ego.

Acepta la vulnerabilidad de amar y ser amado

Acepta toda la vulnerabilidad de amar y ser amado. Amar significa estar expuesto al dolor por la pérdida. Algo que no solo tiene que ver con el posible abandono de la pareja, sino con la muerte como hecho inevitable.

Pero para amar de verdad a tu pareja, concéntrate en la vida como posibilidad de construir una historia de amor que recuerdes siempre.

Cómo construir el amor sano en la pareja

Motívate para amar sin condiciones

Algunas personas dan un giro notable en su actitud desde la etapa de seducción hasta la fase de rutina estable. Es evidente que muchas cosas cambian entre ambas etapas, sin embargo, el giro no tiene que ser tan drástico. De hecho, deberías mirar con más frecuencia a la fase de enamoramiento, no con nostalgia sino para inspirarte y tomar ideas que puedes practicar a día de hoy.

Seducir es amar, hacer la vida bonita a la persona que quieres, sorprenderle y dedicarle tiempo. Seguramente, en el inicio del noviazgo, hacías todo lo posible por ver a tu pareja. Que el trabajo no se convierta ahora en una excusa habitual para ausentarte de su vida.