Cómo controlar el estrés previo a una entrevista de trabajo
El estrés previo a una entrevista de trabajo es totalmente natural ya que está producido por una causa concreta. ¿Cómo controlar este nerviosismo previo a esta entrevista? En este artículo, te doy las claves para tranquilizarte.

Sitúa el lugar de la entrevista

Si no conoces el lugar en el que se va a celebrar la entrevista es recomendable que, aunque sea el día antes, te acerques hasta la dirección concreta en la que te han convocado para la prueba. Te servirá para situar el lugar y calcular el tiempo que necesitas para ir desde tu casa hasta allí, ya que este detalle es importante para tu entrevista.

Botellín de agua

Es recomendable que lleves un botellín de agua en el bolso para beber un poco de agua antes de entrar a la entrevista. Cuando estamos nerviosos tendemos a sentir más sed, por esta razón, el agua aporta una agradable sensación de calma.

Cómo controlar el estrés previo a una entrevista de trabajo

Prepara tu ropa el día previo

El día previo a la entrevista de trabajo elige la ropa que utilizarás y colócala en tu armario. Elige un look que sea profesional pero también, que sea cómodo. Prepara todos aquellos detalles que puedas concretar para tener más tiempo libre durante la próxima mañana. Así comenzarás la jornada con más calma. Pon el despertador quince minutos antes de lo habitual.

La noche previa, disfruta de un rato de lectura antes de acostarte. A ser posible, elige un libro de autoayuda, un libro que envíe mensajes de pensamiento positivo y superación personal.

Caminar hasta la entrevista

Si tienes la posibilidad de hacerlo, es conveniente que vayas caminando desde tu casa hasta el lugar de la entrevista. Pasear también es una terapia de relax. Al caminar, no concentramos nuestra atención únicamente en nuestra preocupación sino que también vamos centrados en mantener el ritmo. Además, respirar aire puro te permite incrementar el pensamiento positivo y fortalecer tu bienestar anímico.