Cosas que dependen de ti para ser feliz
El camino hacia la felicidad comienza a clarificarse cuando comprendemos que hay cosas que dependen principalmente de nosotros y otras trascienden a nuestra voluntad. El deseo de felicidad nos implica de tal forma a nivel afectivo que a veces, experimentamos confusión mental.

Así ocurre, por ejemplo, cuando sufrimos por una situación interpersonal. Sin embargo, tú no eres responsable de las palabras y acciones de otra persona. Esa persona tiene que hacerse responsable en su libertad de sus decisiones, al igual que tú de las tuyas. Tampoco depende de ti la interpretación que otra persona haga de tus actos, incluso, no está en tu mano controlar los sentimientos que otras personas tienen hacia ti. Sin embargo, sí hay muchas cosas que dependen de ti y es en este punto donde puedes enfocarte para conectar con la alegría.

Cosas que puedes controlar

¿Qué depende de ti? Dónde enfocas tu atención. Es decir, en qué fijas tu energía. Es muy posible que haya alguna preocupación que te altere. Sin embargo, tú das más o menos importancia a ese asunto dependiendo de dónde fijas tu mirada.

Cuidarte es otro aspecto que también depende de ti. Con relativa frecuencia, cuando atravesamos un periodo de tristeza descuidamos aspectos fundamentales de nuestro bienestar como la alimentación o el descanso. Por esta razón, recuerda, más allá de cuál sea tu circunstancia actual, que depende de ti cuidarte escuchando tus necesidades esenciales de cada momento.

Cosas que dependen de ti para ser feliz
En qué ocupas tu tiempo libre es otro aspecto que depende de ti. Puedes invertir en momentos de felicidad a través de la lectura, el cine, los momentos con amigos, los paseos por el campo, el deporte, las aficiones personales… A veces, el tiempo libre es el gran olvidado ante la dedicación excesiva al trabajo o incluso, ante la tendencia al individualismo.

De ti depende disfrutar más con menos. Empezar a no dar tantas vueltas a las cosas para sentir lo valioso del ahora.

Cosas que dependen de ti para ser feliz

Sonreír a la vida

En el plano de la comunicación, un aspecto tan importante de la felicidad, depende de ti: tus palabras. Y este aspecto es fundamental ya que a través del lenguaje creas una realidad. A través de tus palabras puedes regalar autoestima a los otros, ofrecer alivio en momentos de tristeza, abrir puertas de esperanza.

De ti depende de dar importancia a aquello que realmente la merece y no dejar que te amargue el momento aquello que carece de valor. Y la importancia que puedes dar incluso a las preocupaciones es relativa si piensas también en que aquello que hoy tiene una dimensión, dentro de unos años tendrá una perspectiva totalmente diferente. Por tanto, vive conectado al poder del ahora como recuerda Eckhart Tolle. Vive presente en tu núcleo esencial.

Depende de ti aprovechar el momento, asumir que el tiempo es un ingrediente con fecha de caducidad pero también, una vivencia totalmente subjetiva puesto que la percepción de los minutos cambia dependiendo de aquello que estás haciendo. Haz más cosas que te gusten en tu vida. Comienza por algo tan básico como esto.

De ti depende vivir como protagonista, sentirte el actor principal en una historia en la que las principales decisiones son una responsabilidad propia.