Cosas que influyen en tu bienestar aunque no lo sepas
El bienestar es un objetivo de salud que depende de más factores de los que en muchos momentos somos conscientes. Uno de los elementos más determinante es la postura corporal. Es decir, la posición del cuerpo, dada su vinculación con la mente, es vital para producir un estado de ánimo u otro diferente. Esta es una de las razones por las que, la postura que necesitas para concentrarte en el trabajo, no es la misma que utilizas cuando practicas yoga, por ejemplo.

Y sin embargo, en muchos momentos es una carencia de higiene postural la que lleva a la apatía física. Tampoco es lo mismo caminar por la calle mirando hacia el suelo que tener la espalda recta y mirar al frente con confianza. Este sencillo gesto puede cambiarte un momento de bienestar.

Elementos que influyen en tu bienestar

Otro elemento que influye de forma directa en tu estado de ánimo es el orden externo. Por ejemplo, una casa desordenada con una lista de tareas por realizar produce sensación de caos visual que también dificultad el confort interno. Por el contrario, un espacio en armonía es una inversión en felicidad.

Esta bienestar o malestar como consecuencia de este elemento exterior puede vivirse en distintos entornos, por ejemplo, la casa o la oficina. Pero también, en la calle. No es lo mismo estar en una zona con un tráfico interminable que respirar la paz de una zona verde por la que puedes pasear sin contaminación acústica.

Cosas que influyen en tu bienestar aunque no lo sepas
El orden o desorden de hábitos es uno de los principales motivos de alegría o frustración. En muchos momentos, como consecuencia de un simple cambio de horario, podemos ajustar el ritmo vital. Y sin embargo, hay momentos en los que podemos ser especialmente vulnerables ante la pérdida de hábitos, por ejemplo, en una etapa de desempleo.

Tu pensamiento es una medicina o un veneno dependiendo de la energía que envíes a tu cuerpo. Sin embargo, la realidad es que el pensamiento positivo resulta especialmente complejo en situaciones determinadas, por ejemplo, cuando las cosas no van bien. Pero en este sentido, concentrarte en tu diálogo interior mejora tu nivel de autoconciencia y de empoderamiento personal para gestionar tus emociones.

Cosas que influyen en tu bienestar aunque no lo sepas

Otros factores de influencia personal

El carácter. Es cierto que todos podemos cambiar y educar nuestro modo de ser. Sin embargo, la realidad es que a lo largo de la vida experimentamos una tendencia o inclinación hacia un punto débil en concreto. Esta es una de las razones por las que el autoconocimiento es una aventura que no termina. Es decir, una persona impaciente, por ejemplo, es muy posible que tenga que trabajar durante toda su vida esta inercia hacia la prisa porque surge como una fuerza interior, especialmente, en situaciones nuevas e inesperadas.

La situación financiera también influye de forma notable en el estado de ánimo porque no es lo mismo, luchar por llegar a final de mes que tener una situación más estable que te permite hacer planes que van más allá del corto plazo.