Cosas que no debes hacer cuando eres infeliz
La infelicidad es tan real como la propia alegría, sin embargo, cuando estamos en ese punto de negatividad debemos tener un cuidado especial para no sumar todavía mayor carga a nuestro estado emocional. ¿Qué cosas no debes hacer cuando eres infeliz? En primer lugar, no tienes que culpar a los demás o comparar a los que te rodean con personas que observas como perfectas. Uno de los grandes efectos de la infelicidad es el complejo de inferioridad. Desde esta perspectiva, te fijas en lo negativo de quienes te rodean e idealizas a quienes no conoces tanto, y por este motivo, tampoco puedes conocer con realismo sus defectos.

Para dejar de ser infeliz deja de poner la óptica en una especie de mundo ideal que debería darse de un modo necesario. Muchas personas viven con la idea permanente de que “la vida no es justa”. Y es cierto, el criterio de justicia no rige nuestra existencia en todo momento.

Actitudes a evitar

Lo que no debes hacer si eres infeliz es posicionarte en el rol de víctima porque todas las personas de este mundo han sufrido y tienen una historia. Si escuchas más a los demás y abres tu corazón al mundo tomarás conciencia de cómo tu propio dolor es relativo, en comparación con otros muchos casos.

Cuando eres infeliz, es mejor que no estés pensando continuamente en el pasado, cargando con frustraciones, fracasos y heridas del ayer. Cierra ese capítulo. Si lo revives cada día entonces estás prolongando cada dolor de entonces.

Lo que no debes hacer en estas circunstancias es considerarte víctima del azar cuando en realidad, como protagonista, puedes hacer cambios en tu existencia. Pero para ello, incrementa tu creatividad y deja de quejarte con tanta frecuencia. Si eres infeliz no pienses que esto siempre va a ser así porque tanto la alegría como el dolor tienen principio y final.

Cosas que no debes hacer cuando eres infeliz
Otra cosa que tampoco debemos hacer cuando somos infelices es convertir nuestra propia insatisfacción es una excusa para amargar la vida a los demás, en especial, a los más cercanos. Con mucha frecuencia, una persona descarga sus propias iras y frustraciones contra el que tiene más cerca. Y esto, solo tiene un efecto negativo en las relaciones personales.

Si estás pasando por una situación de este tipo te sugiero no observar en negativo la tristeza porque este sentimiento también te permite conocerte a ti mismo. Para ello, cambia de actitud e intenta aprender de esto. Muchas personas que han pasado por una situación de infelicidad, después de convierten en un referente para los demás.

No te obsesiones con tu propio sufrimiento, con ese punto que te genera un intenso dolor. Es importante que abras nuevas puertas a nivel emocional, que te concentres más en esos aspectos de tu vida que te resultan más agradables.

Cosas que no debes hacer cuando eres infeliz

No te encierres en ti mismo

Cuando nos duele la vida y el mundo, en ocasiones, queremos encerrarnos en nosotros mismos como si fuésemos caracoles que tienen su propia protección. Sin embargo, esto solo incrementa el dolor. Cuando nos encerramos, quedamos estancados en un punto. Recuerda que la Tierra sigue girando y tú con ella. Crece, avanza y evoluciona, transformando este dolor en esperanza.