Cosas que iluminan tu día a día
En la vida existen momentos de oscuridad, así sucede en la enfermedad, en la muerte de un ser querido, en el desamor, en una etapa de desempleo, en una crisis vital o de fe, ante la decepción fuerte de un amigo… Sin embargo, también existen etapas de luz y de brillo en las que te sientes realmente bien y en donde no tienes miedo a nada porque la suerte parece estar de tu lado.

Es decir, sin que te des cuenta, existen cosas, momentos y personas que iluminan tu día a día y te hacen sentir afortunado por ser quien eres y por tener al lado a personas que merecen la pena. La luz es sinónimo de orden, de claridad y de paz. Por el contrario, la oscuridad remite al caos emocional, al desorden, a la ansiedad y la frustración… Pues bien, desde el punto de vista de la felicidad es esencial que aprendas a generarte esta luz a ti mismo sin esperar a que siempre sea un factor externo el que te salve de la negatividad.

Dentro de ti tienes todos los recursos necesarios para vivir en plenitud y disfrutar del presente. Sin embargo, igual que la técnica profesional implica experiencia, el arte de vivir también requiere de tiempo y de meditación que se va perfeccionando a base de ensayo y error. Para darte luz a ti mismo siempre debes pensar en positivo sobre ti, decirte cosas bonitas y agradables que te darán energía, cuidar de ti y hacer cosas y planes que te gustan, ser consciente de que eres una persona que, simplemente, se merece ser feliz.

Puedes hacer un curso sobre inteligencia emocional, leer libros sobre esta temática o simplemente, despedir tu día a día con un balance positivo de todo lo que te ha sucedido en la jornada. En medio de la luz de tu alma verás todo con más claridad.