Cosas que no debes contarle nunca a tu pareja
La relación de pareja está marcada por la intimidad que produce un nexo de unión cercano y gratificante. Sin embargo, más allá de que dos personas estén bien juntas, existen cosas que es mejor no contar, en base a los códigos éticos que rigen las relaciones personales.

Por ejemplo, el código que marca la amistad verdadera entre dos personas muestra que aquello que se habla entre dos amigos, en un contexto de apertura total, queda allí, entre ambos, sin necesidad de que haya más testigos de esa conversación. Por ello, es una falta de lealtad que una persona cuente a su pareja los secretos de sus amigos más cercanos porque cada persona decide y elige con quién quiere compartir sus vivencias.

Por otra parte, en la vida en general, puede que haya aspectos de ti mismo y de tu intimidad que quieres que queden solo para ti y no los quieres compartir con nadie más. En ese caso, estás en tu derecho porque por más que una persona comparta su vida en pareja, no se puede perder de vista que la naturaleza de un ser humano es individual antes que social.

Intenta no decirle a tu pareja aquello que no te gusta que te diga a ti. Por ejemplo, no le hables mal de su familia, no critiques a su madre por mucho que sea tu suegra. Intenta ponerte en el lugar del otro para entender mejor su posición y su perspectiva. Existen cosas que es mejor hablar con amigos, por ejemplo, si tienes algún conflicto con un familiar intenta desahogarte con una buena amistad. Del mismo modo, tampoco critiques a los amigos de tu pareja por mucho que no te caigan bien a ti. Son sus amistades y no las tuyas.