Cosas que no te dejan quererte a ti mismo
El amor a uno mismo, es una necesidad vital, como una medicina que el alma humana necesita para respirar. Sin ese amor, es imposible empezar el día con ganas y con ilusión. Sin embargo, en el camino del amor personal, al igual que en una relación de pareja, existen muchos obstáculos. ¿Qué cosas no te dejan quererte a ti mismo?

La culpa

La culpa es un peso, un lastre que no aporta nada bueno. Es mejor tomar un error del ayer como una oportunidad de aprendizaje y también, como la opción de poder crecer como persona. Los grandes errores del ayer se convierten en oportunidades de cambio: ser consciente de que no quieres volver a hacer algo, es un paso muy importante en el crecimiento personal.

Pero quienes aprovechan la culpa para torturarse a sí mismos, están haciendo todo lo contrario a quererse como merecen. Es verdad que dejar atrás la culpa no es fácil, especialmente, en aquellas personas que han sido educadas en un ambiente muy duro a nivel emocional. En este contexto, conviene aprender a relativizar: todo el mundo, incluso las personas más buenas, han cometido errores en su vida.

Las compañías negativas

Rodearte de personas que no te dejan ver tu propia luz no te ayuda en nada a la hora de poder mirar dentro de ti mismo. Cuando estás con gente que solo te critica, que anula tu potencial mediante comentarios negativos y envidias, entonces, estás con gente solo por el miedo de estar solo.

En ese caso, el amor propio será el que te salve de una situación así.

el-miedo

El miedo

El miedo nos resta una energía muy grande cuando se produce en cualquier contexto. El miedo es sano cuando se produce ante una causa lógica pero no cuando se convierte en una especie de barrera que nos hace permanecer quietos en un punto fijo. El miedo es contrario al amor, porque al compás de esta emoción, son muchos los sueños que ni siquiera se llevan a cabo.