Cosas que te hacen sentir vivo
Las emociones son importantes, esa es la verdad, sin embargo, es esencial entender que no podemos reducir todo nuestro universo a la emoción que sentimos en ese momento. Por ejemplo, aquellas personas que viven enganchadas a la primera etapa del enamoramiento creen que el amor se acaba en el momento en que dejan de sentir los nervios, las mariposas en el estómago, la incertidumbre… Del mismo modo, aquellas personas que sufren algún tipo de fobia tienden a evitar aquella situación que les produce temor, sencillamente, porque se sienten mal ante una situación de aparente peligro.

Conviene entender que las emociones nos dan información sobre nosotros mismos. Por ello, intenta apostar por aquellos sentimientos que están causados por cosas que te hacen sentir más vivo, libre y perfecto. Por ejemplo, en el ámbito laboral, el éxito te hace sentir bien. Pero dicho éxito sólo puede hacerte sentir así cuando lo has alcanzado en base a tu vocación, a tu trabajo y también, a tus valores. Por otro lado, dentro de las relaciones humanas, la amistad es un horizonte de libertad para el alma. Un amigo te consuela en los momentos de dificultad y brinda contigo en la alegría.

Por ello, en las celebraciones importantes, los amigos siempre están allí. Protagonizando momentos compartidos que quedan para siempre en la memoria. Por otra parte, la observación de la belleza también te hace sentir bien. Puede ser la contemplación de una obra de arte, la belleza del firmamento, poder ver los ojos bonitos de otra persona cuando le estás hablando, el placer intelectual de la poesía… Es decir, la perfección estética en todos sus matices y formas.

El placer también te hace sentir bien hasta el punto de que el filósofo Tomás de Aquino explicó que todo hombre evita aquello que le hace sufrir y persigue aquello que le hace sentir bien. El pensamiento positivo también te hace sentir más vivo, al igual que la alegría, la ilusión y la esperanza.