Crear autoestima sana en los niños
Uno de los pilares esenciales para que una persona pueda ser feliz y alcanzar éxito en la vida es tener una autoestima sana, es decir, valorarse a sí mismo de forma positiva, conocer sus capacidades, asumir sus limitaciones y saber decir no cuando la situación lo requiere. Tener una autoestima baja nos predispone a todo lo contrario y dificultará en gran medida que podamos ser unos adultos plenos y felices.

Pero la autoestima no es algo que se cree de la nada. Son muchos los factores que influyen en la creación de una buena autoestima y, dado que es en los primeros años de vida del niño cuando ésta comienza a forjarse, uno de los factores más importantes son sus padres. Si el niño se siente querido y valorado, ya tendrá un buen fundamento para su autoestima, pero existen también modos de crear una sana autoestima en el niño:

– Valorar todos sus logros, sin importar sin son grandes o pequeños, y si no logran el objetivo esperado, también es importante elogiarlos si vemos que están haciendo el esfuerzo necesario para conseguirlo. Sin embargo, debemos tener cuidado y procurar siempre que nuestros elogios sean creíbles y adecuados al comportamiento y no exagerados, ya que de hacerlo así podemos, a la larga, influir negativamente en su autoestima.

– Cuando el niño se porte mal, es importante separar la acción de la persona. No le podemos decir que “no le queremos” o que “es malo”, sino explicar que, por ejemplo, que no nos gusta “cuando tiras los juguetes al suelo”, pero que sabemos que es un niño bueno y que mañana será capaz de recogerlos. De ese modo, además de aumentar su autoestima, le damos la posibilidad de mejorar y enmendar su error.