Creer que puedes, la clave para conseguir el éxito
¿Cuántas veces has renunciado a intentar algo porque, incluso antes de comenzar no te veías capaz de lograrlo? Seguramente muchas a lo largo de tu vida, bien porque tú mismo no te has creído capacitado para ello o porque los demás te han etiquetado como falto de la cualidad para lograrlo. Puede que, por ejemplo, tu deseo fuera aprender a tocar el piano o el violín, pero no lo has intentado porque crees que no tienes las aptitudes necesarias para ello (buena psicomotricidad, oído musical, sentido del ritmo, etc.) independientemente de que esa carencia venga dada por experiencias anteriores o simplemente por asumir lo que otros te han dicho sobre ti.

Que hayas intentado algo y que no lo hayas logrado no significa que nunca puedas hacerlo y que debas renunciar a ello. Puede que tengas que practicar más, que aprender nuevos conocimientos o desarrollar nuevas habilidades.

Una vez que lo hayas hecho, si lo intentas de nuevo, verás como el resultado es diferente. Muchas veces intentamos lo mismo una y otra vez, sin cambiar nada y, como es lógico, obtenemos el mismo resultado, aunque esto muchas veces nos resulta sorprendente.

Por ello es importante analizar los fracasos y tomarlos como enseñanzas de qué es lo que no está funcionando y qué es lo que debemos cambiar.

Si comenzamos algo pensando que no podremos lograrlo, ya sea crear una empresa, aprender a tocar un instrumento o desarrollar nuestra carrera profesional, tendremos la derrota prácticamente asegurada.

Confiar en nosotros mismos nos va a dar la fuerza necesaria para buscar todas las oportunidades para llevarlo adelante, establecer contactos, esforzarnos y buscar el modo de lograr nuestra meta. Si por el contrario no creemos en nosotros mismos, nos rendiremos al primer intento, porque “ya sabíamos que no iba a funcionar”.