¿Cuál es la labor de un buen psicólogo?
Muchas personas necesitan de la ayuda temporal de un psicólogo. Muchos son los licenciados que cada año salen de la universidad con la carrera de psicología, sin embargo, de ese alto porcentaje muchos se quedan a mitad de camino a la hora de ejercer su profesión. Existen personas que solo estudian psicología para conocerse a sí mismas. Otras, aquellas que de verdad tienen una vocación, crean su propio despacho para atender en consulta casos de pacientes que necesitan ayuda. ¿Cuál es la labor de un buen psicólogo?

En la mayoría de los casos, primero, escuchar. Una de las necesidades más humanas que tiene un paciente cuando acude a la consulta de un psicólogo es la de ser escuchado. La palabra es una herramienta terapéutica muy poderosa. En segundo lugar, como profesional, también tiene que tener una presencial total y estar centrado al cien por cien en el paciente. En ese caso, tiene que vaciarse de sí mismo para olvidarse de sus preocupaciones, de todo lo que tiene que hacer a lo largo del día… Simplemente, debe de estar presente como bien recuerda el método del coaching.

Por otra parte, un buen psicólogo nunca debe de crear dependencia en el paciente. Por ello, no se deben poner las visitas demasiado seguidas a menos que se trate de un caso muy grave. Incluso en una situación así, en cuanto el paciente mejore algo, se debe poner una sesión cada mes. Es importante que el paciente no reduzca su vida a la consulta, y no pierda de vista sus propias capacidades a la hora de vivir y hacer las cosas bien, por sí mismo.

Un buen psicólogo es aquel que trata a cada paciente de una forma distinta como recuerda Victor Frankl, ya que cada ser humano también lo es. Por ello, el dolor también está lleno de matices subjetivos.