¿Cuál es tu estilo de amar?
Hay muchas maneras de amar y de ser amado. ¿Sabes cuál es tu estilo?¿Eres seguro, dependiente o evades a tu pareja? Según cómo tú seas, así serás en tu relación de pareja. Hay personas que les gusta fundirse con su amado, otros que prefieren guardar distancias y no intimar más de la cuenta, otras que la timidez se apodera de su conducta…etc. Es común que la manera de amar y expresar afecto en la vida adulta sea por la aprendida en la infancia, ya que tiende a repetirse. Normalmente las personas se sienten seguras emocionalmente cuando su pareja está cerca y responde a sus necesidades.

Confiado y positivo

Si te sientes confiado y positivo es porque te sientes seguro en la relación de pareja y te sientes a gusto en las relaciones porque las valoras. Sabes apreciar tanto tu intimidad como la de tu pareja y la autonomía de cada uno. Algunas características:

– Te gusta la proximidad y te sientes a gusto, tu buena autoestima hace que pienses que los demás tienen buen corazón y que les guste.

– Si hay una ruptura no te produce gran ansiedad y no te preocupa la soledad.

– Te sientes cómodo ante los compromisos de pareja. Sabes que el amor romántico si se cuida puede durar. Es por eso que tus relaciones acostumbran a ser estables.

– Sabes dar apoyo emocional en la pareja y pedirlo cuando lo necesitas.

– Te muestras asertivo y empático con tu pareja. Ves en los problemas en oportunidades para aumentar la confianza mutua.

Evasivo

Si tu estilo de amar es evasivo quizá sea porque tienes miedo al rechazo y es por eso que desconfías de los demás y no te sientes a gusto con las personas. Algunas características de este estilo:

– Evitas besos y caricias aunque quieras darlos. No te gusta hablar abiertamente sobre tus sentimientos y te cuesta mirar a los ojos.

– No te das fácilmente a conocer y las parejas que tienes suelen querer más intimidad de la que tú estás dispuesto a dar.

¿Cuál es tu estilo de amar?
– Piensas que no existe el amor que dura mucho tiempo y valoras la independencia y el espacio personal. Es por eso que rehuyes del compromiso, pero no porque no lo desees si no porque crees que antes o después serás rechazado.

– No te gusta dar apoyo a tu pareja pero tampoco lo buscas cuando lo necesitas en momentos de estrés o ansiedad.

Dependiente y ansioso

Si este es tu estilo de amar, mostrarás emociones muy intensas. Algunas características:

– Tiendes a los extremos emocionales con un gran deseo de proximidad. Ante un posible rechazo sientes gran ansiedad.

– Eres consciente que necesitas más intimidad “de lo normal” y te preocupa que tu pareja no te quiera cómo eres realmente.

– Si tienes dudas sobre ti mismo te cuesta abrirte y darte a conocer realmente.

– Te resulta fácil enamorarte y te quedas porque en tus relaciones no hay tanto amor, compromiso o respeto como a ti te gustaría.

– Si tienes problemas con tu pareja puede que sientas rabia y mucha hostilidad hacia él/ella.

Si con el estilo de amar que tienes piensas que no estás contento, igual deberías plantearte a aprender nuevas formas de amar o nuevos estilos de comportamiento ante tus relaciones afectivas.