¿Cuál es tu verdadero yo?
Existe una pregunta que no es nada fácil de responder: ¿Quién eres? Con frecuencia detrás de esta pregunta siempre existe una respuesta en quien la escucha. La tendencia a decir su nombre y apellidos de forma autómatica como una carta de presentación perfecta. Sin embargo, detrás del yo y del ser existen realidades mucho más complejas. Realidades que en última instancia, sólo tú puedes conocer en tanto que nadie puede ir más allá de los límites de tu conciencia, tus deseos, sueños, libertad e inconsciente.

Por ello, hoy te animo a descubrir tu verdadero yo. Sin tener miedo de la verdad que descubras en ti. A veces, dicho temor puede surgir porque se tiene la sensación de poder defraudar las expectativas de los padres. Así sucede, por ejemplo, cuando un joven no se atreve a exteriorizar sus deseos a la hora de estudiar una carrera ya que sabe que los padres aspiran a que continúe con el negocio familiar.

La verdad interior es aquella que te define en esencia y que contiene la llave de la puerta de la felicidad. Esa puerta que debes animarte a atravesar sin esperar a que sea demasiado tarde. Nunca es tarde para disfrutar de un bien tan preciado, sin embargo, nadie debe desperdiciar su presente en un propósito equivocado. Por tanto, tu yo interior también está vinculado con ese propósito, con ese sentido que das a tu vida y a cada vivencia de la rutina. Como explica Victor Frankl, vivir sin un sentido concreto causa apatía y falta de motivación.

Descubrir tu verdadero yo implica atender a tus valores. Pero más allá de esa cuestión implica optar por la vida que de verdad deseas, sin poner excusas ni postergar los verdaderos deseos del corazón para mañana. La vida no es eterna, y esa finitud, también te define.