¿Cuándo debes buscar tu área de confort?
Se entiende por área de confort esa zona de comodidad vital en la que todos nos movemos con seguridad y con mucha tranquilidad, precisamente, porque no nos supone ningún esfuerzo estar en ella al ser terreno más que conocido. A nivel emocional, es importante salir de esta zona de confort para poder avanzar, crecer como persona y superar nuevos retos. Sin embargo… ¿Cuándo debes buscar tu zona de confort como una necesidad vital?

No fuerces la cuerda emocional

Estar constantemente tirando de uno mismo, haciendo esfuerzo más allá de los propios límites también puede terminar desgastando a nivel físico y emocional a aquel, que un día, descubre que no puede más porque está agotado y necesita descansar. Para evitar llegar a ese punto, es fundamental que encuentres tu propio equilibrio. Por ejemplo, si has tenido unos meses de duro esfuerzo para lograr un objetivo, después, relájate también unos meses, quédate en tu área de confort y disfruta de la vida porque en la vida, no todo es esfuerzo, lucha y sacrificio.

Por otra parte, en un momento en el que una persona se siente baja anímicamente, también es mejor que tenga este punto en cuenta para no exigirse tanto. Desde la debilidad, tienes que ser más comprensivo contigo, descansar más y cuidarte porque solo cuando te recuperes, podrás nuevamente, pensar en salir de tu área de confort.

¿Cuándo debes buscar tu área de confort?

Caer por debajo de la zona de confort

De hecho, también existe la posibilidad de caer por debajo de esta zona de confort, por ejemplo, en un momento de depresión. En ese caso, el reto será llegar de nuevo, a la zona de comodidad para poder recuperar una perspectiva más positiva del mundo, de uno mismo y de la vida.

El área de confort representa ese descanso real que como humanos necesitamos tanto a nivel físico como a nivel emocional. Los esfuerzos extra, también tienen su reflejo en el plano corporal: cansancio, apatía, deseos de dormir…