¿Cuándo es el momento de dejar de intentarlo?
¿Cuándo es el momento de dejar de intentarlo? Entre la perseverancia y la obsesión por un objetivo existe una línea importante, y la verdad es que a nivel emocional, es fundamental ser constante pero todavía más, saber dar por finalizado un sueño para no convertir la vida en una derrota solo por el hecho de no haber llegado a esa meta. En este caso, conviene recordar que la verdadera sabiduría se encuentra en el camino recorrido y no en el punto de llegada. Es en la lucha cuando das lo mejor de ti, disfrutas y te implicas como un niño en aquello que quieres.

Darte por vencido

En ocasiones, nos cuesta llamar a las cosas por su nombre, sin embargo, darte por vencido no es un gesto de debilidad sino de humildad. Si ya has agotado todos tus recursos, te has quedado vacío y ya no sabes qué hacer para conseguir aquello que te has propuesto, entonces, busca otros caminos. La vida no se vive únicamente en una dirección, es importante abrir puertas, cerrar otras, retroceder lo andado, volver a avanzar… Es como un laberinto en donde tú vas avanzando en base a tus sentimientos, tu razón, y también, gracias a las pistas que vas descubriendo a tu paso.

no-sufras-mas

No sufras más

Si ya has intentado todo para lograr un objetivo, entonces, no sufras más. Quédate tranquilo contigo mismo, siéntete satisfecho y descansa en paz. No puedes estar sometido al desgaste interminable de sufrir por lo que no tienes porque eso no te deja valorar lo que sí tienes.

Deja aparcado, de una forma consciente, ese tema por un tiempo, aunque te cueste. Verás que tu perspectiva cambia dentro de unos días.