Qué hacer cuando el vacío interior es constante
Algunas personas, vivencian un vacío interior habitual, es como si estuviesen a la espera de algo mejor y pocas veces se dan el permiso pleno de vivir con total plenitud el ahora. Lo que ocurre cuando el vacío interior se torna constante es que, en realidad, debemos profundizar más en las creencias que generan ese malestar que la causa aparente que lo produce.

Ya que si nos centramos en la causa, llegaremos a la conclusión de que en cada momento, hay algo, un punto que despierta el sentimiento de añoranza. Sin embargo, de lo que se trata es de aprender a vivir sin poner la felicidad a la espera.

Por qué se produce el vacío interior

Es decir, una persona que está deseando enamorarse, pero no lo está, tiene todos los recursos necesarios para, a pesar de ello, ser feliz. Precisamente, esta sensación de vacio interior habitual es más frecuente en personas solteras que forman parte de una sociedad que recuerda constantemente a través de los mensajes enviados en el cine y el marketing, que la vida es mejor cuando se comparte en compañía. Este es un ejemplo de cómo las creencias pueden condicionar de un modo negativo porque más allá del sabor dulce de los pensamientos románticos, la felicidad no depende de tener o no pareja.

Qué hacer cuando el vacío interior es constante
Lo más importante, cuando el vacío interior es constante, es tomar conciencia de ello. Reconocer un malestar habitual que se quiere solucionar y superar. A veces, nos acostumbramos a una situación determinada pero no deberíamos acostumbrarnos a algo que está por debajo de nuestras posibilidades. Porque mientras que existen objetivos personales que no son viables porque implican a una tercera persona, por el contrario, aprender a vivir, consiguiendo que tu realidad presente, te llene por completo, depende principalmente de ti. Y para ello, en primer lugar, hay que hacer un ejercicio de aceptación de la realidad. Abrazar el presente sin excusas para interiorizarlo tal y como es.

La creencia de asociar la felicidad con la idea de que a cada edad, debe vivirse una situación de vida determinada. Como si los pasos individuales pudiesen medirse por convencionalismos sociales.

Qué hacer cuando el vacío interior es constante

Creencias que aumentan el vacío interior

O también, la tendencia a la comparación con la vida ajena, que crece en la era de las redes sociales, incrementa esa sensación de vacío interior.

Pero la principal causa que nos produce este malestar es creer que necesitamos que todo el universo esté alineado con nuestras metas para ser plenamente felices. Cuando no es así. De hecho, el verdadero reto de la felicidad reside en apreciar la sencillez de lo cotidiano.

Por otra parte, aunque ser una persona crítica y reflexiva es muy positivo, todo tiene un límite. Y cuando pasamos más tiempo en el plano de nuestros pensamientos que en la realidad, corremos el riesgo de sufrir un vacío interior. ¿Y con qué se llena este vacío interior? Con amor propio, toma de conciencia, autoestima, amistad, verdad y serenidad. En definitiva, el vacío interior muestra carencias afectivas que no se llenan con compras materiales.