Cuánto tardamos en cambiar un hábito
Hemos decidido que queremos crear una nueva rutina, como es hacer ejercicio o comer más saludablemente, o cambiar algún mal hábito que no nos gusta, como dejar de mordernos las uñas, comer menos dulces o llegar puntuales por la mañana al trabajo. Cuando lo hemos decidido, inevitablemente nos surge la pregunta de cuánto tiempo necesitaremos para lograrlo ya que, si ese periodo es muy largo, lo más probable, nos tememos, es que no logremos cambiarlo.

Por supuesto, el esfuerzo que conlleve cambiar un hábito depende del tipo de hábito que queramos cambiar, ya que no es lo mismo dejar de morderse las uñas que practicar deporte todos los días durante una hora, pero en general se puede decir que para cambiar un hábito o una rutina necesitaremos un periodo que varía entre los 21 y los 28 días.

Un consejo que debemos seguir cuando decidamos cambiar un hábito es comenzar sin demorarnos demasiado. Cuanto más tiempo dejemos entre el momento en que tomamos la decisión y aquel en el que realmente lo hacemos, menos posibilidades de éxito tendremos. Por ello lo mejor es, una vez decidido, comenzar a practicar el nuevo hábito sin más y deberemos intentar hacerlo de forma automática, es decir, sin dar tiempo a nuestro cerebro a buscar excusas de por qué podemos dejar de lado nuestro objetivo.

Es muy importante que a lo largo de este periodo revisemos de forma periódica nuestro avance, para que la no sintamos que la meta es muy lejana. Para verlo de forma gráfica y que nos resulte alentadora, podemos hacer un gráfico en el que se indique los días que llevamos sin fumar o los que hemos controlado la ingesta de dulces y colocarlo en un lugar que veamos frecuentemente.

Y no olvides premiarte por tus logros. Para ello divide la meta en etapas y, cada vez que logres alguna, prémiate.