¿Cuánto tiempo dedicas a cumplir tus sueños?
¿Cuánto tiempo dedicas al día a cumplir tus sueños? ¿Y a la semana? ¿O al mes? Cuando nos hacemos esta pregunta muchas veces nos damos cuenta de que, apenas logramos encontrar unos minutos a la semana o al mes para lograrlos, porque siempre tenemos algo que hacer, obligaciones que atender, compromisos que cumplir o asuntos urgentes que resolver.

Es innegable que, en la mayoría de las ocasiones no podemos dejar de lado nuestras obligaciones cotidianas para correr en pos de nuestros sueños, dejar nuestro trabajo o desatender a nuestra familia para lograrlo, ya que no sería responsable. Pero no es menos cierto que en medio de todas esas actividades y responsabilidades, también tenemos derecho a perseguir nuestras metas. ¿Cómo lograrlo, entonces?

La única forma de conseguirlo es reorganizando nuestro tiempo y reservándonos un tiempo al día o a la semana para dedicarnos por completo a ello. Aunque no lo parezca, somos dueños de nuestro tiempo, o al menos de una parte de él. Seguramente, si lo piensas, encontrarás un rato para ti al día. Esta es la parte fácil, sobre todo si vives sólo, porque si vives en pareja o tienes familia, tendrás que conseguir que respeten ese tiempo.

Esto no siempre será fácil, pero lo que no debes hacer es enfadarte o intentar imponerte. La negociación es clave para conseguir que ese tiempo sea respetado por los demás. Si nunca lo has hecho, será más complicado, pero poco a poco lo lograrás. Da igual que tu sueño sea aprender a tocar el piano, aprobar una oposición, escribir un libro o tener una casa más grande. Si no encuentras tiempo para ellos, nunca se harán realidad, y decisión tuya lograrlo.