Cuatro consejos de inteligencia emocional
La inteligencia emocional es uno de los aprendizajes más importantes que conectan con la esencia de la vida. Un tipo de inteligencia que no solo remite a la razón sino también, a la afectividad y al plano de la voluntad. Existen cinco consejos que pueden ayudarte a reforzar tu inteligencia emocional y lo que es más importante, tu nivel de bienestar en el día a día.

Practica tu libertad

Practica tu libertad para realizarte personalmente tomando decisiones de una forma autónoma. Muchos de los sufrimientos están vinculados con los límites autoimpuestos en este sentido por temor al miedo al qué dirán los familiares o amigos más cercanos. Buscar la aprobación externa en cada paso es una de las principales causas de sufrimiento.

Decir no cuando es no

Uno de los ejercicios de libertad más importantes es aprender a decir no cuando es no y a decir sí, cuando es afirmativo. Sí y no, dos palabras tan breves y sencillas, tienen un peso infinito en nuestras vidas como muestra el valor de aquellas decisiones que no tomaste pese a que sí hubieses deseado dar el paso.

Cuatro consejos de inteligencia emocional

Cambia tu interpretación de la realidad

Los hechos dan lugar a una infinidad de interpretaciones que pueden ser causa de mucho sufrimiento. Una interpretación que no es objetiva porque está filtrada por prejuicios, experiencias personales y miedos. Busca aquella interpretación de la realidad que te permita sentir mejor contigo mismo.

Sonríe

Quizá puedes encontrar excusas para no sonreír pero seguro que si buscas en tu corazón encuentras motivos para dar las gracias. La sonrisa es un gesto de inspiración vital que te conecta con el lado positivo de las cosas. La sonrisa es como un espejo que lo cambia todo cuando te miras en él. Existen sonrisas espontáneas fruto de la felicidad del momento pero también existen sonrisas que requieren esfuerzo.