Cuatro enemigos de la felicidad inmediata
Existen enemigos de la felicidad que producen dolor y sufrimiento, obstáculos que se convierten en una barrera del desarrollo personal. Los humanos podemos tropezar más de dos veces en la misma piedra. ¿Cuáles son los principales enemigos de la felicidad?

Vivir desde el ego

Vivir desde el ego significa alimentar la vanidad y el orgullo como filosofía de vida. Esta actitud existencial se opone a la sabiduría de vivir desde el alma con una apertura mental en la búsqueda de la humildad. Vivir desde el ego resulta agotador porque cuando nos comportamos de este modo queremos tener siempre la razón, además de que la voluntad se torna caprichosa y siempre quiere más y más.

Visión negativa de la soledad

El miedo a la soledad es uno de los más frecuentes, sin embargo, este temor aumenta cuando las personas tienen una visión negativa del hecho de estar solas. Experimentan angustia ante el desamparo de no tener compañía. Esta sensación de desamparo muere cuando se toma la soledad como una experiencia enriquecedora.

Cuatro enemigos de la felicidad inmediata

Anticipación de la realidad

La tendencia a la anticipación produce cierta insatisfacción porque con mucha frecuencia la realidad no es tal y como se había anticipado en un primer momento. Es positivo encontrar el equilibrio entre los recuerdos del pasado y la proyección de futuro pero dando siempre prioridad al presente.

Temor a envejecer

Existen personas que tienen dificultades para hacer una lectura positiva del factor edad teniendo en cuenta el efecto que produce el paso del tiempo. Aceptar el paso del tiempo como algo inevitable es esencial para sumar sabiduría al corazón. No es fácil aceptar hechos que son inherentes a la existencia humana y uno de ellos es la temporalidad de la vida. Este grado de aceptación aumenta a partir de la madurez que es fruto del propio vivir.