Cuatro tipos de soledad
La soledad es como un sentimiento que puede presentarse de diferente forma. Existen distintos modos de vivir la soledad. Unos más agradables que otros.

La soledad interna

La soledad interna es aquella que va contigo allí donde vas y sientes que no puedes apartarla de ti ni siquiera cuando estás en compañía de gente. Es un dolor interno que te desgarra por dentro. Un sentimiento que tiene una función muy positiva ya que la persona puede escuchar la voz de alarma y darse cuenta de que algo no va bien.

La soledad existencial

La soledad existencial es más profunda todavía. Se refuerza cuando la persona se hace preguntas filosóficas que le desbordan y no encuentra una respuesta clara para ellas: ¿De dónde vengo? ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Qué existe detrás de la muerte? Son preguntas que van más allá del tiempo y en ciertos momentos dejan una sensación de profunda soledad interior.

Dentro de la soledad existencial, también es posible destacar el dolor interno tan grande que se siente después de la muerte de una persona muy importante.

Cuatro tipos de soledad

La soledad en una pareja rota

La soledad que se vive en una pareja rota es uno de los síntomas de que algo no va bien en la relación. Esta soledad es contraria a la propia esencia del amor que es una suma y no una resta. Sin embargo, no existe soledad más desgarradora que la de estar con alguien que te hace sentir aislado.

La soledad positiva

La soledad positiva es la que surge cuando disfrutas de estar a solas contigo mismo y hacer planes como si fueras tu mejor amigo. En momentos de introspección, la soledad se convierte en un bien necesario para poder bucear en el mundo interno.