Cuerpo y mente: claves para tu bienestar integral
La complejidad del ser humano es tal que corre el riesgo de sentirse la persona más infeliz del mundo en caso de alimentar únicamente la belleza física descuidando por completo el bienestar emocional. También puede suceder al contrario, sin embargo, sí es verdad que a la hora de estar bien con uno mismo en términos de ser una persona feliz, es más importante el alma que el cuerpo.

Por ello, para alcanzar un bienestar integral es indispensable alimentar el pensamiento positivo a nivel anímico, estar en contacto con la cultura porque el saber también aporta libertad, cultivar la espiritualidad y fortalecer los valores personales… En la actualidad, los grandes males de nuestro tiempo a nivel emocional son el estrés, la ansiedad, la frustración, el cansancio psicológico y también, la falta de esperanza.

A nivel emocional, hacer el bien también te ayuda a crecer como persona, por ello, cada día puede ser aconsejable realizar una buena acción de una forma desinteresada por alguien del entorno o por alguien a quien no conoces tanto. Por supuesto, a nivel físico, también es indispensable tener un buen nivel de bienestar gracias a una adecuada alimentación, buenas condiciones de higiene, realización de ejercicio físico, el descanso adecuado cada noche… El bienestar físico se alimenta a través de gestos tan insignificantes en apariencia como la utilización de calzado cómodo en la rutina diaria. Existen personas que llevan al extremo el lema de que para presumir hay que sufrir, cuando en realidad, nunca tienes que castigarte a ti mismo por ir a la moda sino vestir en base a tu comodidad.

La armonía entre cuerpo y mente refleja que no son dos entidades independientes sino que ambas se influyen de una forma directa. Por ejemplo, el sufrimiento emocional también refleja sus síntomas a nivel corporal.