Cuida tu corazón emocional
El corazón no sólo es el órgano más importante del cuerpo humano que palpita regularmente como ese reloj que te regala vida. El corazón también es un símbolo y expresión del bienestar emocional y de los sentimientos. De hecho, es todo un símbolo poético en la obra de los grandes poetas clásicos que cantaron al amor y al desamor con gran fuerza. Cuida tu corazón emocional para poder tener ilusión en las pequeñas cosas. ¿Cómo tener una buena salud emocional?

En primer lugar, cuidando de ti mismo tanto como te preocupas por los seres más cercanos. ¿Quién es la persona más importante de tu vida? Entonces, intenta modelar, es decir, imitar el comportamiento que tienes con ella para aplicarlo en primera persona contigo mismo. Eres alguien que necesita cariño y atención por parte de los demás, pero también, de ti. En ocasiones, la balanza entre las expectativas depositadas en los otros y las propias se rompen cuando en realidad, nadie puede poner su bienestar en manos de terceros. Este error lo cometen las personas vanidosas, egocéntricas y soberbias que viven a merced del aplauso ajeno y se hunden ante la menor crítica. También caen en esta trampa los hipócritas que por encima de la verdad vital prefieren la apariencia.

Alimenta tu corazón emocional con buenos sentimientos y pensamientos positivos. Intenta querer más y mejor a aquellos que te rodean porque cuando haces el bien, el bien vuelve sobre ti de una o de otra forma. Además, cuídate a nivel físico: potencia una alimentación saludable, ten una vida activa, evita ver programas de televisión que trasmiten violencia emocional… Cuida tu corazón emocional, por ello, cuando necesites ayuda, pídela. Por ejemplo, ante un momento de dificultad, recuerda que puede ser adecuado acudir al psicólogo pero también, que puedes hablar con un amigo que te escuche como necesitas.