Cuida tu salud emocional
Las emociones forman parte de nuestro día a día, son un filtro a través del cual, interpretamos la realidad. La lectura de una misma situación varía dependiendo de las gafas emocionales con las que observamos la realidad. Por ejemplo, una persona que vive con miedo se pone a la defensiva y no disfruta al cien por cien, ni las mejores maravillas de la vida. En cambio, para quien siente una ilusión especial en su presente, todo es mágico y tiene un color especial.

El universo emocional

El universo emocional es muy complejo, tanto que nosotros mismos podemos sorprendernos de algo que está pasando en nuestro interior. Así como es posible viajar y hacer turismo para conocer una ciudad, del mismo modo, es una sana costumbre la de mirar dentro de uno mismo para encontrar tesoros ocultos y posibles miserias. Solo así eres consciente de qué quieres.

Cuida tu salud emocional

El color de las emociones

Las emociones pueden tener un color gris como en el caso de la tristeza, la decepción, el temor, el enfado crónico y el pesimismo. Por el contrario, las emociones también pueden estar cargadas de luz como sucede en el caso de la ilusión, la esperanza, la vitalidad, el optimismo, el amor, el deseo de vivir…

Las emociones ponen un color a nuestro día a día. Pero en vez de considerarte víctima de tu forma de sentir tienes que aprender a conocerte para ser tú quien domines tu mundo sentimental gestionando de forma efectiva tus emociones.

Aprender a cultivar el optimismo es la asignatura pendiente de muchas personas que no se dan cuenta de que tienen que hacer más esfuerzo para seguir ancladas en su sufrimiento que para pasar página y avanzar.

Cuida tu salud emocional, para ello, ten un contacto regular con tus amistades, sal todos los días a dar un paseo, ten unos horarios ordenados, cultiva tu mente, anímate a realizar tus sueños y piensa que el trabajo dignifica al ser humano.