Cultivar el espíritu de la Navidad todo el año
Es Navidad, durante estas semanas, el ambiente que se respira a nivel social en las ciudades y en las familias es diferente. Durante estas fechas, es habitual cruzarte por la calle con personas con las que tampoco tienes una relación muy profunda, y sin embargo, se detienen amablemente para desearte unas felices fiestas. Este espíritu navideño es fantástico siempre que no tenga fecha de caducidad, porque en realidad, los valores que sustentan la felicidad de estos días son aplicables a los 365 días del calendario: empatía, generosidad, solidaridad, buenos deseos… ¿Cómo cultivar esta actitud el resto del año?

En primer lugar, intentando ir contracorriente del rumbo que lleva la sociedad. Es verdad que el indivualismo es latente y palpable, sin embargo, también lo es que cada ser humano, a nivel individual, decide qué quiere hacer con su vida. Por esta razón, existen tantas personas ajenas a ese individualismo que son voluntarias en una organización benéfica dedicando parte de su tiempo no sólo a los demás, sino también, a sí mismas. Cualquier persona que actúa de esta forma se siente mejor que quien no lo hace.

Por otra parte, también es bueno parar y detener el ritmo laboral, para atender a las personas que tenemos alrededor. Muchas veces, no es necesario ser voluntario de una organización cuando a nuestro alrededor, existen tantas demandas de ayuda que podemos atender y que pueden estar en nuestro núcleo más cercano.

Cultiva los valores humanistas en tu corazón porque en realidad, solo el humanismo nos permite seguir atendiendo a lo verdaderamente importante: las personas y sus necesidades. Esta Navidad, intenta quedarte con lo mejor de estas fechas a modo de aprendizaje para poder vivir la paz interior y transmitirla a los demás en 2013.

Existen muchas cosas buenas de la Navidad que deberían perdurar también en primavera, verano y otoño: estar más con la familia, organizar reuniones con los queres queridos, dejar de lado los malos rollos para pasar un buen rato todos juntos.