Date a ti mismo aquello que buscas en los demás
Los seres humanos a veces, pierden gran parte de su tiempo buscando algo que no encuentran en sí mismos, en el lugar equivocado. Lo buscan fuera, en otras personas que parecen tener eso que tanto se añora. Sin duda, cuando algo se ve desde fuera siempre resulta más atractivo en apariencia, más ideal, pero la realidad de uno mismo, solo la conoce el protagonista de su propia vida. De ahí que juzgar desde fuera sea un acto de ignorancia y de envidia insana.

Busca dentro de ti

Mira dentro de ti mismo: la introspección es todo un arte que requiere mucha práctica y entrenamiento. Pero también, es importante dejar los miedos a un lado. Quienes evitan mirar en su interior, actúan así, en parte, por el temor que les genera encontrarse con viejos fantasmas, con heridas que no están sanas y que siguen abiertas.

Busca dentro de ti el amor, el respeto, la lealtad, el cariño… Cultiva en ti esos valores porque solo así podrás encontrarlos en los demás. Si no te quieres a ti mismo, entonces, nunca creerás que otra persona te muestre de una forma limpia y honesta aquello que siente por ti. Desde la falta de amor interior, surgen las dudas, la desconfianza y las segundas intenciones.
En tu interior está la llave la de la felicidad.

Date a ti mismo aquello que buscas en los demás

En tu interior, está la llave

Dentro de ti está la llave de la felicidad, por tanto, solo en el momento en que la encuentres podrás abrir esa puerta que te conduce a tu libertad y a tu bienestar pleno como persona. Mirar dentro de uno mismo es más difícil porque ese mundo interno está marcado por su inmaterialidad. Es muy fácil identificar una mesa de color blanco en una tienda de muebles, sin embargo, no es nada fácil detectar de qué color es la tristeza que te aprieta por dentro el alma, en qué parte se encuentra y por qué está a ahí.

Nos movemos más cómodos en el universo corpóreo, pero es indispensable bucear en la espiritualidad de nosotros mismos para responder a preguntas importantes.