Deja de lado las excusas y lucha por ti
A lo largo de un día son muchos los pensamientos que pasan por la mente de una persona. Muchos de esos pensamientos son excusas que la persona utiliza fruto de un diálogo interior pesimista que se convierte en una forma de autoboicot. Existen excusas utilizadas que a largo plazo, producen una enorme dosis de infelicidad, frustración, decepción y dolor: “no tengo tiempo”, “esto es imposible”, “voy a fracasar”… ¿Cómo superar todas esas excusas y luchar por tus sueños?

Enumera tu lista de excusas

Son tantas las palabras que pasan por nuestra mente a lo largo del día que incluso nos resulta difícil recordarlas. Por esta razón, el primer paso para reconocer cuáles son esas excusas que son un freno para el crecimiento personal es anotar esas palabras en una cuaderno personal o en un diario para poder tomar conciencia.

La toma de conciencia es ese instante de luz en el que reflexionas sobre una vivencia y te das cuenta de las consecuencias que una actitud determinada tiene en tu vida.

Deja de lado las excusas y lucha por ti

Qué haces ante estas excusas

Un segundo paso es analizar cuál suele ser tu reacción habitual ante este tipo de excusas: ¿Sigues perseverando o te das por vencido? Esta pregunta te lleva a poner el foco en la actitud desde el punto de vista de la acción. Una reflexión importante ya que todo pensamiento produce un sentimiento y este se refleja en la acción.

¿Qué vas a hacer a partir de ahora?

Hoy es un buen día para empezar a entrenar nuevos hábitos: ¿Qué vas a hacer a partir de ahora cuando la tentación de tirar la toalla pese sobre tu espalda? Puedes elaborar un plan de acción personalizado para seguir luchando. Es importante apostar por el cambio personal comenzando desde hoy y buscando una nueva dirección hacia la felicidad.