Deja de utilizar tu pasado como una excusa de tu presente
Es cierto es que tu presente y tu modo de ser actual está influido por tu pasado, por todas tus vivencias previas, por tus experiencias, por todo aquello que has hecho… Sin embargo, el pasado no determina tu presente, y existen personas que utilizan su pasado como una excusa para seguir actuando de determinada forma en su presente. Existen personas que viven estancadas en la idea del “soy así” como si no pudiesen hacer nada por cambiar y como si los demás, tuviesen que consentir en ellas cualquier tipo de comportamiento como si fuesen niños mimados.

Sin embargo, el pasado en realidad, nunca es una excusa porque cualquier persona puede empezar a cambiar tomando decisiones importantes en cualquier momento. Hoy es un gran día para hacerlo. De lo contrario, si de verdad estuviésemos marcados por el pasado, no habría lugar para la esperanza, especialmente, para aquellas personas que han tenido un pasado muy doloroso. Sin embargo, gracias a esa magia del ahora, renovamos nuestra vida cada segundo.

¿Qué significa utilizar el pasado como una excusa? Por ejemplo, una persona que ha sido abandonada por su pareja, puede justificar su mal carácter con los demás en base a aquella experiencia. Nada más lejos de la realidad, conviene entender que la responsabilidad de ser feliz es propia y no ajena. De hecho, existen personas que después de haber tenido una etapa traumática en su vida se recuperan de aquella experiencia y se convierten en un ejemplo de esperanza para los demás. Uno de los casos más claros es: Victor Frankl.

Existen personas, por el contrario, que quedan estancadas en el ayer, y no avanzan. Se colocan en el rol de víctimas que necesitan ser salvadas. Por ello, lo positivo es aceptar el pasado pero apostar por el cambio a patir de ahora.