Dejar de fumar es posible
Si quieres dejar de fumar debes saber que no existe ninguna terapia que sea milagrosa y que únicamente tu fuerza de voluntad tiene el poder necesario. Pero también debes tener una buena orientación y el seguimiento de un especialista para poder evitar las recaídas ya que fumar como cualquier “vicio” es una conducta adictiva que hay que erradicar. Si quieres dejar de fumar lo más importante es realmente querer dejar de hacerlo, porque si no es así ninguna terapia será tu salvadora.

Si ya te has decidido

Si estás convencido que quieres dejar de fumar primero deberás informarte sobre qué es y cómo funciona una adicción por qué sólo así podrás entender lo que te pasa y por qué sientes lo que sientes dentro de tu interior. De este modo dejarás de sentirte culpable y podrás estar preparado para afrontarlo y así superar la adicción que te encadena.

Te aconsejo que una vez que decidas que quieres dejarlo, acudas a tu médico de cabecera para que te oriente de los tratamientos disponibles y además de poder consultar con un especialista para que te oriente de cómo poder sobrellevarlo de la mejor manera posible para ti.

A veces aprender técnicas de relajación es importante para poder compensar los sentimientos de ansiedad que puedas experimentar.

Dejar de fumar es posible

No hay milagros

Olvida por completo todos los tratamientos milagrosos porque no suelen ser adecuadas para erradicar por completo el hábito de fumar, ya que quizá lo consigas a corto plazo, pero a largo plazo puede haber alguna recaída por no haber eliminado de forma eficaz el hábito.

Recuerda lo más importante: No existe recompensa sin esfuerzo.

Motivación para conseguirlo

Si realmente quieres dejar de fumar seguro que podrás lograrlo porque tu voluntad podrá más que tus ganas de coger un cigarrillo, recuerda que el tiempo, la motivación y tu fuerza serán tus aliados para dejar las cajetillas guardadas bajo llave para siempre.