Dejar huella
¿Qué significa dejar huella? Pasar por este mundo dejando un poso positivo, habiendo aportado algo, tu propia esencia, tu perfume anímico y tu modo de ser. Por tanto, intenta dar lo mejor de ti mismo cada día a aquellos que te rodean porque sólo así, es como se llega al corazón ajeno. Pero especialmente, debes dar lo mejor de ti, por tu propio bienestar. Y es que, de este modo, vives conectado con la autenticidad.

¿Cómo te gustaría que hablasen de ti, una vez que ya no estés en este mundo? Este ejercicio de introspección, puede ser positivo para empezar a optar por el cambio y valorar más el presente desde esta óptica futura. Por supuesto, en el ámbito de las relaciones interpersonales no se deja huella de una forma rápida y sencilla sino que se trata de un hecho que implica tiempo y que también, tiene un alto grado de misterio.

Al final son muchas las personas que pasan por tu vida, sin embargo, de una forma sorprendente son muy pocas las que te han marcado de una forma especial. Hasta el punto de que tal vez, te hicieron plantearte cosas que hasta ese momento, habías ignorado. Las personas que dejan huella son aquellas que te dejan luz, te ayudan a crecer, te permiten apostar por la superación personal y se convierten en un referente en tu vida. Por supuesto, este tipo de relación y de vínculo es profundo, alejado de cualquier artificio o de cualquier superficialidad.

Es positivo analizar desde el punto de vista presente, qué personas han sido hasta el momento, las más importantes de tu vida. Pero sin perder de vista que el futuro puede traerte también, muchas sorpresas agradables en forma de amor, amistad y cariño. Además, no olvides que tú también has marcado la vida de otras personas, por tanto, debes darte valor interior.