Detecta los síntomas de la tristeza
Atender el mundo emocional es importante para conocerte a ti mismo, es decir, para saber qué sucede dentro de ti. Por ello, a veces, deberás encontrar un espacio para pararte a pensar. Lo cierto es que existen casos de personas que arrastran problemas de estrés durante meses sin hacer nada por solucionarlo a tiempo. Del mismo modo, también existen personas que hacen frente a una depresión y no piden ayuda para superar el obstáculo. Pedir ayuda es un gesto de valentía no de debilidad puesto que implica asumir los propios límites.

La tristeza es una emoción intensa que surge ante diferentes causas. Por ejemplo, el desamor suele ser una de las mayores fuentes de sufrimiento en tanto que todo amor que no es correspondido causa dolor. Del mismo modo, el final de una historia puede vivirse como un gran fracaso.

La tristeza surge también ante la sensación de pérdida, es decir, en la medida en que posees un objeto importante para ti sientes tranquilidad, por el contrario, experimentas inquietud al perderlo. Por ejemplo, una persona que es víctima de un robo sufre dolor anímico. De hecho, también existen objetos que más allá de su valor económico tienen un enorme valor sentimental, por ejemplo, las fotografías de los seres queridos.

La muerte de un ser querido produce una enorme sensación de soledad cuando el vínculo que se tenía con la persona desaparecida es muy cercano. En la misma línea, el dolor físico causa también tristeza, por ejemplo cualquier enfermo se siente mal cuando le diagnostican una enfermedad grave más allá de que quiera afrontar el reto con optimismo. La traición de un amigo produce tristeza, la deslealtad, la falta de confianza, la mentira son otras de las causas que pueden originar este sentimiento universal que afecta al hombre de forma directa. Escuchar las emociones es más que importante para poder vivir y ser feliz.