Diferencias entre psicología y psiquiatría
Cuando decidimos acudir a un especialista en salud mental, el primer problema con el que nos encontramos es cuál elegir. Sabemos que existen psiquiatras y psicólogos, pero no sabemos exactamente cuál es el cometido o el campo de cada cual o qué grupo de profesionales es el mejor para tratar nuestra dolencia. En un principio nos resulta indiferente elegir a un psiquiatra o un psicólogo, porque ambos parecen tratar lo mismo, los problemas de la mente humana, pero realmente son dos profesiones muy diferenciadas, diferencias que en algunos casos pueden suponer el éxito o el fracaso de los tratamientos.

Desde el punto de vista del grupo al que pertenecen, la psicología se encuentra dentro del campo de las ciencias antropológicas, relacionadas con el ser humano, mientras que la psiquiatría pertenece al ámbito de la medicina.

El psiquiatra es, por tanto, un médico, y es este título de medicina el que hace que sean sólo estos profesionales quienes estén facultados para recetar medicamentos a los pacientes, mientras que el psicólogo, aunque es licenciado en psicología, no tiene competencia para hacerlo.

La psicología estudia los procesos psicológicos y el comportamiento humano, mientras que la psiquiatría se centra en evitar y prevenir los daños en la salud mental y en ayudar al enfermo a recuperarse de patologías mentales, mientras que el psicólogo se centra principalmente en trastornos del comportamiento y relacionados con las emociones.

Ambos profesionales no se autoexcluyen, ya que pueden existir dolencias que pueden ser tratadas por ambos especialistas, el psiquiatra en la parte de la medicación y el psicólogo en la psicoterapia.

Tanto en la psiquiatría como en la psicología existen varias especialidades, como quienes se ocupan de niños, adolescentes, tercera edad, etc.