Dónde buscar algo de paz
En medio de los ruidos de la rutina, las prisas y las ocupaciones, el cuerpo, muchas veces, se rebela y pide su momento de paz. Del mismo modo, a nivel anímico, la mente te dice “para”. La paz es un verdadero tesoro que no siempre resulta fácil de encontrar: es imposible buscar fuera aquello que uno no tiene dentro de sí mismo. Por ello, para poder buscar esa tranquilidad tan anhelada también es indispensable estar en paz interior.

Para lograrlo, es fundamental que te perdones a ti mismo por todos los errores del pasado, que no dejes que nada te atormente, libérate de culpas. Si existe algo que puedas hacer para reparar un daño cometido, entonces, hazlo. Pero no sigas con pesos pesados porque para sentir paz, tienes que se ligero como una pluma a nivel emocional.

La tranquilidad anímica

La tranquilidad anímica depende de uno mismo pero también, del entorno. Por ello, ha llegado el momento de tomar decisiones importantes. Si crees que hay situaciones en tu vida que no tienes por qué tolerar, entonces, tal vez ha llegado el momento de marcar distancia respecto de una persona que te resta tranquilidad.

Por el contrario, intenta compartir más tiempo con personas que, con su presencia, te aportan ilusión y vitalidad. Existen personas con las que literalmente, tienes la sensación de perder el tiempo, en cambio, también existen personas a las que tienes la sensación de conocer desde siempre.

Dónde buscar algo de paz

La paz interior

La paz interior está dentro de ti, para escuchar ese silencio hace falta introspección y no tener miedo de sentir esa paz. Relájate y conviértete en tu prioridad más urgente: cuidar de ti es lo mejor que puedes hacer. Por ello, todo lo demás, es secundario y puede esperar.

¿Qué cosas pueden robarte la paz? Los conflictos de pareja, una mala situación laboral, los miedos de futuro, un problema de salud…