Ejercicios para mejorar la memoria
Tener una buena memoria es esencial para manejarnos bien en la vida diaria, evitando así perder tiempo buscando dónde dejamos las llaves del coche o impidiendo que nos olvidemos de esa cita tan importante que teníamos concertada hace meses.

Aunque la capacidad memorística de cada uno viene, en muchos casos, determinada por la herencia, podemos realizar una serie de ejercicios que nos ayuden a mejorar la memoria, lo cual también nos va a ayudar a prevenir la aparición de enfermedades degenerativas como el Alzheimer o la Demencia senil.

Es importante tener en cuenta que uno de los elementos que más interfieren en nuestra memoria es el estrés, de ahí la posibilidad de “quedarnos en blanco” cuando tenemos que recordar algo en una situación de tensión, como un examen o una presentación laboral.

En este caso, lo que tenemos que hacer es relajarnos respirando profundamente, para desbloquear el proceso que va a permitir a tu cerebro buscar el dato que necesitamos.

Alguno de los ejercicios más efectivos para entrenar tu memoria son los siguientes:

– Intenta recordar una serie de nombres de personas o cosas, agrupándolos según la letra por la que comienzan. De ese modo, también entrenarás tu capacidad organizativa.

– Vístete con los ojos cerrados. De ese modo, entrenarás principalmente la memoria táctil y espacial.

– Las agendas y móviles, aunque son muy útiles, no nos ayudan a entrenar la memoria. Intenta memorizar cada día un par de números de teléfono de contactos de tu agenda. Cuando vayas a la compra, escribe la lista y memorízala. Intenta hacer la compra sin mirarla y, cuando termines, comprueba de cuántos elementos te has acordado.

– Si te gustan los rompecabezas, intenta terminarlos lo más rápido posible, cronometrando el tiempo que tardas. Un par de días después, repítelo, intentando recordar dónde estaban las piezas e intentando mejorar el tiempo de la vez anterior.