El beneficio de los productos light
Tomar productos light no se hace solamente por cuestión de calorías, sino que además tienen el mismo gusto que los convencionales. Ahora puedes presumir de una dieta sana y equilibrada sin renunciar a los sabores que más deleitan a tu paladar. Como bien sabrás, es fundamental tener una alimentación variada y los productos light son los mejores para combatir el sobrepeso y la obesidad, especialmente infantil. Se trata de un problema complejo que debería tratarse desde bien pequeños y desde diferentes frentes.

Para evitar que los bebés terminen siendo adultos obesos con una mala calidad de vida se debería contar con el apoyo de padres, escuelas y organismos gubernamentales para conseguir unas políticas y unos programas más eficaces que los actuales. Además, no solamente afecta a los Estados Unidos, en países como México o España el sobrepeso es también un problema cada vez más común, por lo que combatirlo todos juntos es la solución. Es cierto que no practicar deporte, llevar una vida sedentaria o trabajar con mucho estrés influye en el peso corporal, pero la nutrición es vital para equilibrar nuestras grasas corporales.

El Doctor Adam Drewnowski, director del Centro e Investigación de la Obesidad de la Universidad de Washington (EUA), ha concedido una entrevista en ‘ES NOTICIA’, donde se muestra preocupado ante el incremento de esta problemática social. Aprovecha para recomendar una dieta equilibrada, basada en la variedad de alimentos. A pesar de las creencias, las grasas y dulces no son malos en sí mismos, pero su consumo debe ser compensado con el de otros alimentos como pueden ser verduras, lácteos, frutas, legumbres. Todo ello junto con un poco de ejercicio diario. Esas son las claves para una correcta alimentación.

Finalmente, el Dr Drewnowski concluyó su entrevista asegurando que los productos que mejor pueden ayudar a solucionar esta lacra social son aquellos que forman parte de la dieta mediterránea. Es importante potenciar el consumo de productos “light”, ya que tienen el mismo sabor, aportan sensación de satisfacción y saciedad parecidas y contienen muchas menos calorías, siendo igual de sanos que los normales de toda la vida.