El contacto físico refuerza tu bienestar
El contacto físico es vital para el ser humano puesto que a través de dicho contacto, damos y recibimos afecto. A través del contacto corporal, cualquier persona gana bienestar y fortaleza mental. El peso que tiene el contacto físico se nota especialmente en los primeros meses de vida porque para un bebé, ese cariño es tan vital como la propia lactancia materna. Del mismo modo, aquellos mayores que se sienten solos, echan de menos el regalo de un abrazo.

El contacto físico en la psicología

El poder del contacto físico es tan importante, que en más de una ocasión, el ser humano tiene tantas barreras a la hora de expresarlo, que en los cursos de coaching y autoestima siempre se realizan dinámicas orientadas a aprender a expresar el cariño a través del contacto físico. El poder del abrazo es curativo, al igual que la risa, es una medicina natural contra la tristeza: te hace sentir fuerte, protegido, te da alas para crecer…

El lenguaje de las caricias

Las caricias pueden ser emocionales, a través de palabras de afecto o mensajes de ánimo. Pero también pueden ser físicas. Lo cierto es que existen personas más afectuosas que otras a nivel físico, muchas veces, conviene tener cuidado para no invadir el espacio personal de una persona a la que no le gusta ser tocada. Este tipo de conflicto se suele producir especialmente, en el seno de relaciones en las que no hay confianza suficiente. Existen personas que de una forma natural, casi inconsciente, necesitan el contacto físico mientras están hablando con otra persona.

Así se compportan, por ejemplo, quienes ponen la mano en el hombro o en el brazo de su interlocutor en una conversación. Este gesto expresa cercanía.

El contacto físico refuerza tu bienestar

Qué significa el contacto físico

El contacto físico está vinculado con el lenguaje corporal de una persona. Es decir, alguien que tiene contacto contigo, muestra receptividad hacia ti.