El descanso emocional de estar en casa
El placer de estar en casa muestra esa agradable sensación de seguridad de estar en un entorno de intimidad y de bienestar. Uno de los descansos físicos y emocionales más necesarios es pasar tiempo en la tranquilidad del hogar. ¿Qué pequeños placeres domésticos potencian el relax?

Cuidar las flores

Existen personas que tienen plantas en el hogar al tener un balcón o un jardín. En ese caso, el cuidado de las plantas es una ocupación muy agradable que eleva el sueldo emocional de la persona. Las flores aportan un toque de color al hogar, además que ayudan a combatir el efecto del estrés tecnológico. Son un complemento perfecto en la decoración de algunas estancias de la casa al aportar un toque natural.

Entretenimientos para estar en casa

Es posible disfrutar de placeres sencillos como pintar, realizar manualidades, escribir cartas, leer un libro o una revista, ver una película en la televisión… Entretenimientos que estimulan la mente y aportan la agradable sensación de aprovechar el tiempo con un fin gratificante. ¿Cuáles son tus aficiones preferidas? ¡Disfrútalas!

Un baño de agua caliente

Preparar un baño de agua caliente es uno de los placeres de relax más saludables para disfrutar en casa. Puedes utilizar también la música como un recurso para crear un entorno de relajación. Intenta dejar la mente en blanco durante ese espacio de relax y de silencio.

El descanso emocional de estar en casa

Charlar con tus seres queridos

Disfruta de la tranquilidad de conversar de una forma distendida con tus seres queridos durante la comida o la cena. En un entorno de intimidad, existe una mayor disposición para hablar sobre temas de confianza que puede ser menos oportuno tratar en otro lugar. La casa es un espacio de convivencia y a veces, la tecnología interfiere de una forma negativa en dicha convivencia al potenciar la individualidad.