El deseo de ser querido y aceptado por los demás
Cada persona es un ser individual que necesita momentos de soledad para desconectar de todo y centrarse en sí misma. Pero la naturaleza humana también se define por la vertiente relacional que muestra la necesidad de socialización y de compartir tiempo con los demás para tener una vida plena. Uno de los deseos básicos de todo ser humano, un deseo que conecta de forma directa con la autoestima, es el deseo de ser querido y aceptado por los demás. Aceptación significa querer a alguien tal y como es sin pretender cambiarle.

Busca relaciones de verdad

A lo largo de la vida de un ser humano, suceden situaciones de todo tipo. Pero la mayoría de las personas se han sentido solas en algún momento de su vida. Han vivido algún periodo con más dificultades en sus relaciones sociales. Este tipo de experiencia deja una huella profunda en el corazón ante la vulnerabilidad que surge del miedo a la soledad.

A lo largo de la vida, una persona conoce a muchas personas con las que puede establecer distintos lazos. Sin embargo, en comparación, son pocas las personas con las que establece un vínculo de una conexión profunda a nivel emocional. Pero gracias a la calidad de este tipo de relaciones, surge una especie de compensación emocional. Una buena persona que se cruza en tu camino y entra a formar parte de tu vida puede ayudarte a sanar las heridas por posibles decepciones previas.

El deseo de ser querido y aceptado por los demás

Sé fiel a ti mismo

El deseo de ser querido y aceptado de los demás es muy humano pero lo más importante es que cualquier persona se quiera a sí misma, sea fiel a sus valores personales y busque su propio bienestar. De lo contrario, una persona puede caer en la trampa de actuar siempre buscando la opinión externa incluso a costa de actuar en contra de sí misma.