El deseo de tener un bebé
El deseo de tener un bebé es algo que nace en toda mujer de forma muy íntima y como lo llaman coloquialmente “suena el despertador de ser mamá”. Esto significa que a la mujer que “le suena el despertador” le entran unas ganas muy grandes de ser mamá es como que su propio cuerpo le está diciendo que está preparada y que ya ha llegado la hora, y entonces ese deseo de tener un bebé se vuelve una realidad muy fuerte.

Pero también hay otra realidad muy importante a tener en cuenta, me refiero a que la decisión de tener o no un bebé (porque el deseo es algo diferente porque puedes querer pero no poder) se ve en conflicto a causa de la posición social, la estabilidad familiar o los valores que se tengan en cada momento. El deseo de tener un bebé debe estar lejos de ser una obsesión para que sea algo sano pero el deseo de tener un bebé hará que una mujer modifique grandes cosas en su vida para poder serlo.

Tener un bebé

El deseo de tener un bebé también puede ser experimentado por los hombres, pero es la mujer quien lo vive con mayor intensidad puesto que es ella quien llevará dentro de sí a su bebé, formándolo durante 9 meses y además deberá traerlo al mundo. Pero el deseo de tener un bebé no sólo debe centrarse en las ganas de tenerlo ya que requiere mucha responsabilidad y un gran compromiso ante el bebé que llega al mundo como con la pareja, otra parte fundamental para la vida del futuro bebé.

El deseo de tener un bebé

Con calma y paciencia

La decisión de ser padres es algo que debe pensarse con tranquilidad, ser sincero con uno mismo para saber si es o no el momento y sobre todo hablarlo con toda confianza con la pareja y familiares más cercanos.

Hay mujeres que les asusta el hecho de ser madres, otras se sienten inseguras porque no se ven preparadas, otras no tienen tiempo y otras no tienen la suerte de poder concebir. Son muchas las realidades que frenan el deseo de tener un bebé, pero siempre llegará un momento en que la mente de la mujer cambie y se plantee tener o no un bebé en su vida.

Antes de nada

Ser madre o padre no viene con ningún título y la experiencia llegará sola porque los niños no vienen con ningún manual de instrucciones ni tampoco con un pan bajo el brazo. Pero es importante que antes de tener un bebé te informes sobre todo lo que tiene que ver con bebés como por ejemplo alimentación, gastos, salud, educación, embarazo, parto, lactancia, tipos de crianza, etc. También es adecuado que valores si el momento en el que te encuentras ahora mismo en tu vida es el más adecuado, las escuelas para padres son un gran punto de apoyo.