El fantasma del orgullo
El orgullo es un gigante que nos aplasta cuando damos rienda suelta al fantasma del ego durante mucho tiempo seguido. Entonces, terminamos encerrados en los límites de ese orullo insano que nos deja solos en medio de un desierto emocional complejo. Un desierto emocional marcado por la tristeza, la soledad y la frustración. Uno de los errores más humanos es el de no aceptar una realidad tal y como es y permanecer enganchado en el plano de la idealidad para no ir más allá de cómo nos gustaría que fueran las cosas. La realidad es que el orgullo es una pérdida de tiempo que no produce ningún fin constructivo a largo plazo y que además, va en contra de la salud personal puesto que es una carga de energía negativa enorme para el corazón y la mente.

Cómo reducir el orgullo

Siendo realistas, acabar con el orgullo de forma completa puede ser complejo porque todo ser humano tiene sus puntos débiles. Y este es uno de los habituales. Sin embargo, reducir el orgullo sí es un reto alcanzable desde un punto de vista realista. ¿Cómo lograrlo? En primer lugar, viviendo más conectado con el plano de la acción y menos enganchado al plano teórico porque cuando nos enredamos en nuestros pensamientos y hacemos un montón de interpretaciones de la realidad, entonces, es cuando damos alas al orgullo.

Por otra parte, conviene recordar que así como tú eres muy importante para ti mismo, los demás también se sienten igual de importantes para sí mismos. Por tanto, la igualdad es una premisa básica en las relaciones personales.

Para reducir el orgullo, anímate a ponerlo a prueba. Anímate a ir en contra de ese sentimiento interior. ¿Cómo? Da el paso de la reconciliación después de un conflicto más allá de lo que te diga tu voz interior. Verás qué bien te sientes después de hacerlo.

El fantasma del orgullo

La humildad

La humildad es una virtud que se entrena a través de la experiencia. Para ello, en tus conversaciones con los demás practica la escucha activa de atender lo que el otro tiene que decir sin sacar segundas interpretaciones.