El flechazo
El flechazo es una situación real del corazón y de la mente en tanto que en algún momento, pudiste sentir una atracción de impacto en un primer momento por alguien a quien acababas de conocer. La gente suele llamar a este primer impacto amor a primera vista. Pero la verdad es que conviene aprender a utilizar el lenguaje de una forma más positiva, de lo contrario, se corre el peligro de llamar amor a cualquier cosa.

En realidad, el flechazo es una atracción que está basada en la perfección física y en la subjetividad. Es decir, uno mismo se crea una película emocional a partir de las cualidades que ve en el otro. Sin embargo, el ser humano es tan complejo que no tiene nada que ver la personalidad de alguien con su belleza. De ahí que haya gente guapa que tiene poco que aportar a nivel emocional. O también, gente poco atractiva que logra atraparte a través de su personalidad y de la conversación. Evidentemente, también existe la perfección de personas bellas físicamente que tienen un magnetismo especial en su modo de ser.

El flechazo puede culminar en una historia de amor. Así sucede en el caso de aquellos que se van conociendo poco a poco y descubren que están hechos el uno para el otro. Sin embargo, también son muchos los casos de decepción y dolor. Pero es normal que alguien pueda decepcionarte cuando no le conoces en realidad, aunque creas que conoces todo de la otra persona.

Por tanto, el amor real implica de citas, de compartir tiempo y planes en común, conocimiento mutuo y conversación para poder determinar si dicha ilusión es o no es real. O por el contrario, se trata de una atracción pasajera que puede morir de golpe al conocer un poco más a ese ser que parecía perfecto.